CONNECTA, LA MITAD

Así de sencillo.  Simplemente,  bajo la estricta aritmética,  CONNECTA comienza a volver.

Será un largo viaje, tanto como lo fue el de ida. Quizás más.

Recapacitando, llego a la conclusión de que ninguna esclavitud vale la pena,  ni siquiera la que uno ha elegido.

Por eso esta noche,  en lugar de un post de 2DINA4, subo esta humilde imagen del camino hacia alta mar que nos marcan los boyas de recalada de La Rápita.

Ninguna esclavitud vale la pena, ni siquiera la creada por ti mismo,  por las emociones,  por los sentimientos. Ni siquiera las obligaciones que nos imponemos. Por eso será mañana cuando explique la crónica de los últimas 48 horas. 

Hoy, esta noche,  me limito a observar el camino rojo y verde que nos lleva hacia el mañana.

Mientras, el hoy pasa a mi lado, ignorándome y siendo ignorado a partes iguales.

Sin más. 

Anuncios

3 comentarios sobre “CONNECTA, LA MITAD

    1. Cierto, Anne. Y más seguras, siempre. El riesgo a quedarte anclado en tierra firme aumenta exponencialmente con cada instante que pasas sobre ella.

      Benditos cantos de sirena, que nos recuerdan que la mar nos espera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s