LA HUELLA DE ARGON

Stenella coeruleoalba, transecto Palma-Barcelona

El delfín nos marcó el camino de regreso

Conociéndolos como he podido hacerlo durante las casi tres semanas que ha durado la estancia de ARGON a bordo del GdC, me atrevo a asegurar que los científicos del proyecto ya han comenzado a procesar los cientos de muestras y datos conseguidos. Y si no han comenzado, estarán ansiosos por hacerlo.

Por lo que respecta a la tripulación del GdC, no voy a decir que estamos ansiosos por comenzar una nueva campaña. Desembarcados para pasar tres semanas de vacaciones con nuestras familias, sabemos que pasaran asombrosamente pronto y que, si n darnos apenas cuenta, volveremos a estar metiendo provisiones a pertrechos para la campaña que vamos a realizar con el doctor Company, del CMIMA. Joan Baptista Company –Batis, familiarmente- ha realizado múltiples campañas a bordo del GdC, campañas que normalmente dejan buenos recuerdos, sobre todo en el paladar de los participantes, porque antes o después llega el momento del atracón de gambas –Aristeus antennatus, principalmente capturadas, por supuesto, en aras de un mayor conocimiento de la especie.

Sabemos que la campaña –de la cual desconocemos aún el nombre- muestreará más de cien puntos a lo largo de todo el Mediterráneo más occidental, desde más allá del Cap de Creus hasta casi Cartagena, en busca de la presencia de huevos de crustáceos decápodos, presumiblemente de la gamba antes mencionada. Como fácilmente se puede comprender, yo ya estoy buscando en todos los recetarios ideas para poder aprovechar semejante materia prima.

Sabemos que durará 42 días. Entrará, por lo tanto, en la categoría “más largas que un día sin pan” del catálogo de campañas realizadas en el GdC.  Y sabemos, tras solucionar un sencillo binomio, que eso significa navegar durante mitad de Julio y todo Agosto.

Sabemos que nuestras familias están hasta las narices de que se haya puesto de moda trabajar en periodos normativamente destinados a nuestras vacaciones, pero también sabemos que no está el horno para bollos,  que a la fuerza ahorcan, y que no hay que dejar para mañana lo que pueda hacerse hoy.

Obviamente, cuando supimos que había interés en que el GdC navegara en Agosto, nos arremangamos y sacamos a la luz nuestra ya memorable capacidad de negociación.

Primero lo intentamos con las gambas. Les propusimos que, de manera excepcional y sólo por este año, se dignarán comenzar la fresa a finales de Junio y acabaran con el proceso a finales de Junio. Pusimos sobre la mesa estadísticas sobre los parámetros oceanográficos, demostrándoles que tampoco había tanta diferencia entre la temperatura y salinidad del agua de mar de Julio y de Agosto, sobre todo a la profundidad donde les gustaba a nuestras bigotudas amigas realizar el íntimo acto. Quisimos quitarle hierro al asunto, prometiéndoles que sólo extraeríamos de su futura progenie unos cuantos ejemplares, diez o doce mil a los sumo…

Pero ellas, erre que erre, que si ya habían hecho planes, que si menudo follón ponerse de acuerdo todas –cualquier cambio sobre el tema debía ser aprobado por unanimidad, por lo visto-, que si se les iba a juntar la generación anterior con la de este año, y después pasaría más de un año hasta la siguiente. En fin, que no hubo manera.

Así que no quedó otro remedio que negociar con los responsables de la operatividad del barco. La verdad es que fue fácil: cogimos el argumentario de las gambas y lo hicimos nuestro. Pronto –o sea, varios meses después de que se oyera el primer cuchicheo sobre el tema-, pudimos firmar un acuerdo por el cual se compensaba nuestro esfuerzo extra.

Por lo tanto, anuncio solemnemente que quien quiera conocer los entresijos del estudio de la reproducción de la gamba, podrá hacerlo en estas páginas. Eso será a partir del día 21 de Julio.

Mientras, aquí dejo el enlace para poder visionar el álbum de fotos que realicé durante la campaña del proyecto ARGON.

FOTOS DURANTE ARGON, DESDE EL GdC

Recuerdos de una campaña emocionante. Recuerdos que me obligo a reflotar hacia la consciencia todos los días, más aún ahora, cuando parecen desvanecerse las ilusiones por el inicio de una nueva forma de entender el funcionamiento del mundo, al menos en esta zona del arrabal.

Anuncios

¿Y EL ÁLBUM DE SUMILEN?… ¡QUÉ CABEZA!

Pinna nobilis (nacra), frente a un campo de Posidonia

Pinna nobilis (nacra), frente a un campo de Posidonia

Estaba repasando las fotos que he ido capturando durante los últimos meses los últimos meses, ahora que vuelvo a estar en casita después de un peregrinaje familiar por la costa oriental peninsular, cuando de pronto un sudor frío ha empezado a recorrer mi espalda, mientras mi vello se erizaba como el de un gato que sospecha el peligro.
He abierto varias pestañas en el navegador, he entrado en el blog, en la página de Flickr, en la de Youtube…
Mis temores se confirmaban… ¡me había olvidado de subir el álbum de fotos de SUMILEN / PALEOPARK!
¡Qué tremenda injusticia! ¡Con lo interesante, diferente, novedosa que había sido la campaña!
Bien; más vale tarde que nunca -es humillante con cuánta frecuencia me veo obligado a echar mano de esa frase-. Este es el enlace para ver el álbum de la campaña que el GdC hizo para el proyecto SUMILEN / PALEOPARK, del grupo GAME, perteneciente al Centre d’Estudis Avançats de Blanes (CSIC), liderado por el Dr. Miguel Ángel Mateo:
Álbum de fotos de SUMILEN / PALEOPARK
Para memorias lábiles como la mía, SUMILEN / PALEOPARK trabaja en la cuantificación de los depósitos milenarios de fanerógamas marinas como herramienta de evaluación de los Parques Nacionales Insulares. La campaña a bordo del GdC se realizó en Junio de 2015, en aguas de Cabrera. Independientemente del éxito de la campaña a nivel científico, fue una experiencia inolvidable -aunque los hechos parezcan demostrar lo contrario- que el GdC espera poder repetir en otras regiones en las que abundan las fanerógamas marinas.
¡Ah, se me olvidaba! (¿ven como no tengo remedio?)…
…Durante la campaña embarcó un equipo del programa Lab24, de RTVE. Estuvo todo un día filmando y entrevistando a diestro y siniestro. Este es el resultado:
Lab24 / RTVE en el GdC, con SUMILEN / PALEOPARK
Una imagen vale mil palabras. Si, además, las imágenes se pasan a 25 ó 30 fps, y encima el producto está hecho por profesionales… En fin, yo de uds. no me lo perdería.

En tierra firme y sin embargo

Servicio de Adquisición Continua de Datos. UTM/CSIC

Servicio de Adquisición Continua de Datos. UTM/CSIC

Durante estos días pasados he estado repasando las fotos realizadas en el GdC durante la última campaña del proyecto CHIANTI, descartando, limpiando, mejorando y preparando la colección que hoy he subido a mi página de Flickr, a la cual se puede acceder a través de este enlace:

Fotos de la campaña de CHIANTI a bordo del B.O. “García del Cid”

Viéndolas recordé que el SdG acababa la campaña el viernes pasado, día 28, así que entré en el sitio www.localizatodo.com, en donde puedes encontrar cualquier barco o avión que tenga activo su sistema AIS, una emisora de VHF que emite periódicamente los datos de navegación; nombre del barco, tipo, dimensiones, velocidad, rumbo, destino, etc. Dicho sistema facilita muchísimo la comunicación entre barcos, necesaria para poder tomar decisiones acertadas sobre cambios de rumbo y velocidad que anulen la posibilidad de un abordaje.

El día 28 el SdG se veía atracado en el puerto de Palermo; hoy no aparece, curiosamente, en la información proporcionada por Localizatodo, pero he ido a mirar en la página de la UTM y ahí sí que se ve, navegando entre Cerdeña y las Baleares, camino del Estrecho de Gibraltar. Su puerto de destino es Vigo, su base operativa. La predicción de AEMET da buena mar hasta el Estrecho. Una vez doblado el Cabo San Vicente, tendrán marejada por la proa, e incluso alguna zona de fuerte marejada. Pero el SdG es un barco grande, de 70 metros de eslora y 15 de manga, y no deberían sufrir demasiado.

Sí, estoy en tierra firme (“marinero en tierra”) y, sin embargo, es imposible olvidarse de la mar y de todos los que andan ahora en sus manos, ya sea en grandes barcos o en pateras, cayucos y candrays que transportan la esperanza de muchos refugiados como si fuera chatarra de desguace.

Buena proa a todos.

RECORDANDO CANARIAS

Tortuga boba, Caretta caretta

Tortuga boba, Caretta caretta

Dos meses y medio después de surcar aguas canarias el GdC volverá a ellas, como era previsible.  Zarpar de Marín y  poner proa a Barcelona, doblando san Vicente y atravesando el Estrecho, sin caer en la atracción gravitacional de Canarias,  hubiera sido casi chocante, sabiendo lo que sabemos.

Inicialmente vamos a trabajar en la cuadrícula “Sandía”, la concesión  que REPSOL  obtuvo del Gobierno en  aguas al este de Lanzarote y Fuerteventura, en la que estuvo realizando infructuosas y polémicas prospecciones petrolíferas que  acabaron por ser selladas.

Si no fuera porque a finales de la primera semana de Junio debemos estar en Barcelona para realizar  una campaña del Plan Nacional,  apostaría a que  el trabajo en  “Sandía” no  sería el único a realizar en la zona.

En cualquier caso,  hasta el rabo todo es toro, dicen.

Para ir entonando el cuerpo a las peculiaridades paisajísticas de esas aguas, dejo este enlace para ver algunas fotos  que hice durante  los últimos trabajos en  Canarias:

https://www.flickr.com/photos/van_rap/sets/72157652436348985/

Hay otras  imágenes, pero están almacenadas en mi memoria y sólo  puedo  intentar  mostrarlas a  base de palabras. Espero  conseguirlo alguna vez.

VARADERO O VARADERO

Foto: Vicente, del GdC

Foto: Vicente, del GdC

Foto: Vicente, del GdC

Foto: Vicente, del GdC

Foto: Benito, del GdC

Foto: Benito, del GdC

Foto: Benito, del GdC

Foto: Benito, del GdC

El futuro inmediato del GdC depende, aparentemente, de la utilización o no de una tecla específica del teclado del ordenador.
Si hace unos segundos hubiera pulsado la tecla ↑, el GdC estaría ahora a casi siete mil kilómetros del lugar en el que se encuentra en realidad, y probablemente la tripulación no se quejaría mucho si tuviera que volar nueve horas para embarcar, y tuviera que pasar algunos días en tierra firme, esperando la finalización de los trabajos de los talleres, como suele ser habitual, pero esta vez nadando entre delfines y tomando mojitos sobre una hamaca playera.
Pero el barco no está en Varadero, sino en varadero, en Marín, con su tripa enmohecida secándose al sol. Benito y Vicente, primer maquinista y Jefe de Máquinas del GdC respectivamente, me envían fotos del barco montado sobre los raíles con los que es sacado fuera del agua. En ellas se aprecia perfectamente cómo la vida se había apoderado de la obra viva –parte sumergida- del casco, sobre todo durante los tres meses de inactividad en el puerto de Las Palmas. Las algas y el caracolillo colonizan la zona sumergida del barco a pesar de su imprimación con patente, una pintura especial que lleva aditivos para evitar que se desarrollen esas adherencias. Hasta un nudo -1.85 km/h- puede ralentizar la marcha del barco esas incrustaciones.
Ignoro si el GdC estará a tiempo para el día 24, que es cuando se supone que deberíamos embarcar con rumbo, una vez más, desconocido. Después de estos días de vacaciones, que en mi caso he pasado en el campo, lejos del olor a incienso y a cirio ardiendo, de los lamentos impregnados de paroxismo y de una imaginería barroca exaltadora del dolor y la pasión, quizás debamos llevar el barco a su base natural, en Barcelona, junto al Maremagnum, o tal vez debamos volver a Canarias, a comprobar cómo han quedado las cicatrices que la prospección petrolífera ha dejado en el fondo marino.
Mientras esperamos confirmación de nuestro próximo destino, dejo aquí el enlace para ver algunas fotos realizadas en Las Palmas, entrando en su puerto o paseando por sus calles:
https://www.flickr.com/photos/van_rap/sets/72157649499713064/

201503 MUY NOBLE Y SIEMPRE LEAL

Muy Noble y Siempre Leal

Muy Noble y Siempre Leal

Espacio de tres dimensiones: mi tiempo; el suyo; el de ambos.
Así viví Lisboa buscando abrigo del temporal del W, mientras navegábamos hacia Marín. Apenas una mañana de paseos saltando de colina en colina.
Estas son las imágenes de esos paseos: https://www.flickr.com/photos/van_rap/sets/72157651635044185/
Habrá otra ocasión, con diferentes valores para mi tiempo, para el suyo, para el de ambos, y por eso percibiré Lisboa de otra manera.
Pero Lisboa siempre será muy noble y leal.

201503 LA ISLETA

Egretta garzetta, garceta común

Egretta garzetta, garceta común

Caminar hasta sentir a tus piernas pidiendo cuartel. Esa es una de las maneras más reconfortantes de disponer del tiempo libre cuando el barco está atracado.

La ciudad de Las Palmas oferta varios recorridos en los que poder alargar el paso, harto de la corta zancada que se practica a bordo, intentando minimizar los efectos perniciosos del balance mientras navegamos.

Recorrer La Isleta es uno de los paseos más gratificantes. Caminando por esa península, de menos de once kilómetros cuadrados, descubrimos paisajes diferenciados, microcosmos que atraen por razones diametralmente opuestas:

En la parte occidental la playa de El Confital, donde hasta no hace muchos años existía un barrio de chabolas con fama de poco recomendable, Actualmente el lugar ha sido acondicionado para el paseo, muy frecuentado por gente haciendo ejercicio, o paseando al perro, o… fotografiando las aves que se alimentan entre las rocas durante la bajamar. En esta zona la mar del Noroeste, predominante en la zona, no bate con fuerza, y el promontorio proporciona socaire a los paseantes.

Su lado oriental está ocupado por el puerto de La Luz, donde gran parte del espacio, de las instalaciones y de las empresas ahí ubicadas están relacionadas, directa o indirectamente, con el negocio del petróleo. En sus descampados se acumulan miles de tramos de conducciones utilizadas en la prospección petrolífera, y en sus muelles atracan buques y plataformas de perforación.

En el sector septentrional de la península el oleaje provocado por los alisios rompe con fuerza, y a veces cuesta llegar hasta el final del paseo caminando contra el viento, donde unas alambradas lúgubres delimitan la zona militar de La Isleta.

Pinchando el siguiente enlace se puede entrar en el álbum de fotografías tomadas en La Isleta durante varios paseos, vespertinos y nocturnos: durante la mañana tocaba cocinar:

https://www.flickr.com/photos/van_rap/sets/72157651515265152/

Un día, sin embargo, me tomé la mañana libre para poder tomar fotografía con luz diurna. Fue cuando pude fotografiar el lado norte, donde la mar rompía, y las alambradas militares, oxidadas y odiosas. Pero ¡ay!, esas fotos quedaron a bordo del GdC por un error mío a la hora de arranchar para el desembarque. Esas fotos serán añadidas al álbum, pero no será hasta Mayo, me temo.