CONNECTA 42/161

42-161

161 en 42

Ensalada de Escarola con Vinagreta de Anchoas, Sardinas a la Plancha con Patatas y Mojo Verde, Sopa de Pescado y Marisco, Pollo Asado con Arroz y Chutney

Parece el nombre de un medicamento para aliviar las dolencias de los ligamentos, pero no lo es:

  1. CONNECTA: Proyecto creado por la colaboración entre el Grupo de Recursos Renovables del Institut de Ciencies del Mar (CSIC) y el Laboratorio de Ictiología Genética de la Universitat de Girona. Estudiará la conexión entre las poblaciones de gamba rosada –Aristeus antennatus, la especie que más riqueza aporta a los puertos del Mediterráneo español que explotan pesquerías demersales-. Realizando muestreos de la presencia de ejemplares de A. antennatus en su fase larvaria, juvenil y adulta, desde aguas al norte del Cap de Creus hasta la zona contigua al Cabo de Palos, y comparando la genética de las diferentes poblaciones, intentará aportar datos que ayuden a una gestión global de todas las pesquerías de esa especie en esa costa.
  2. 42: Número de días de duración de la campaña
  3. 161: Número de estaciones a muestrear.

Con estos datos ya estamos en disposición de afirmar que:

  1. La campaña es más larga que un día sin pan.
  2. El calor que vamos a pasar sólo podría atenuarse con baños marinos diarios, y me temo que eso no va a poder ser, teniendo en cuenta el ingente trabajo de muestreo que tenemos por delante. Habrá que ir pensando en sustituir los baños por duchas de campaña, en cubierta.
  3. Casi puedo oír las alarmas marinas avisando a las gambas para que corran a esconderse en sus cuevas y no salgan de ellas mientras que el GdC no ande lejos. La fama del Dr. Joan Batista Company -Batis-, del ICM, como capturador de gambas y otros seres marinos demersales (que viven cerca del fondo), es legendario. De ahí el pánico. Pero en esta fase del proyecto el objetivo es capturar larvas y juveniles, así que me temo que…
  4. …el rito presente en el GdC desde tiempo inmemorial, consistente en hacer el último ágape de la campaña a base de bandejas de gambas rosadas, y no parar hasta que los labios quedan en carne viva de chupar sus cabezas pinchudas, no va a tener lugar en esta ocasión. No sé si seremos capaces de chupar las cabecillas de seres planctónicos… ¿una crema de marisco, quizás?