8 DE 8, 48 DE 48

p1050256

¿Luscinia megarhynchos, ruiseñor común?

Judías Tiernas con  Patata y Zanahoria, Lenguado Frito con Espárragos y Mojo Verde, Sopa de Pescado y Marisco con Algas y Wasabi, Carrillada de Cerdo Asado con Salsa Barbacoa, y Puré de Patatas y Mascarpone.

Mientras los profesores repiten una vez más las explicaciones sobre el instrumental de muestreo geológico a un grupo, y otro es paseado por el oficial de turno de un espacio a otro del barco, intentando entre todos que los estudiantes del grado de Geología de la Universidad de Barcelona aprovechen al máximo su corta estancia a bordo del GdC, yo me dedico a mirar de dentro a fuera, al cielo, a la mar, siempre buscando esa maravilla que espera ser descubierta.

A veces la escena que me llama la atención se muestra poco a poco, viniendo desde el horizonte a ras de la ola o a gran altura, en dirección al zenit.

Otras ocasiones, es por el rabillo del ojo por donde salta la sorpresa. Como hoy, cuando un pajarito ha pasado fulgurante junto al costado. La foto es mala, fue un disparo intuitivo desde la cintura, como me eneñaron en la mili (¡mira, al final sí que tengo algo que agradecer por haber sido obligado a perder dieciocho meses de mi vida al servicio de «la Patria»!), pero casi -casi- se aprecia la cara de terror del perseguido. No me extraña, detrás de su cola tenía una gaviota patiamarilla de mirada rapaz:

 

p1050259

Larus michahellis, gaviota patiamarilla de 1er. invierno

Quizás por su inexperiencia -y porque estaba sola- no ha logrado su objetivo y el pajarillo -¿un ruiseñor?… ¡cómo hecho de menos el conocimiento enciclopédico de Marco, de Pilar, de Héctor, que trabajan a menudo con la Sociedad Española de Ornitología!- ha escapado. Algunas gaviotas -las patiamarillas, las argénteas, las sombrías, los gaviones atlánticos…- tienen mirada rapaz, pero ninguna de ellas tiene garras para asir en vuelo a su presa, así que lo que hacen es obligarla con maniobras rasantes a que pierda altura hasta que acaba por posarse en el agua, donde dura menos que -como diría mi padre- una soletilla en la puerta de una escuela.

Muchas veces las aves migratorias encuentran en el barco no sólo un lugar donde descansar y tomar aire. Entre los hierros del barco muchas aves han logrado burlar la vigilancia de las gaviotas, como si se acogieran «a sagrado».

p1050267

Phoenicurus ochrurus,colirrojo tizón inmaduro

El refugiado de hoy -el que he visto, al menos- ha sido un colirrojo tizón inmaduro, posiblemente un individuo de las poblaciones centroeuropeas que entre Octubre y Noviembre migran hacia el sur peninsular y hacia el norte de África. El pajarillo en cuestión tenía mucha mejor cara que el que ha tenido que echar mano de su pericia voladora para zafarse de sus depredadoras.

Es casi media noche, el barco está pasando ahora mismo junto a la mole del World Trade Center, tras realizar la última salida de la temporada con la UB.

8 salidas de 8.

48 estudiantes de 48 devueltos sanos y salvos -quizás, alguno, con algo de cinetosis residual-.

Se puede mejorar. Estamos para servir a la Ciencia, aunque sea en su fase larvaria.