APAGANDO CONECTA

Guisantes con Atún, Carne Empanada con Patatas Fritas, Sopa de Pescado y Algas, Sepia Guisada,  con Arroz

La mar que nos ha echado del Cap de Creus se calma esta noche como queriendo despedirse en paz de nosotros, después de cuarenta días de una campaña bendecida por un porcentaje inusualmente bajo de horas perdidas por mal tiempo.

El GdC, con CONECTA a cuestas, ha dejado el Cap de Creus y ha ido en busca del frente, intentando tener muestras casi simultáneas de las aguas frías y calientes separadas por dicho frente. Así hemos estado durante todo el día, y seguiremos muestreando con los bongos y el CTD hasta que llegue la hora de arrumbar a Barcelona, donde tenemos previsto amarrar a primera hora de mañana. Mientras, se van recogiendo la Mocness, la mesopelágica y el patín Neuston, y los trabajos de mantenimiento son realizados con machacona regularidad.

Morane, en estas últimas horas, ha querido mostrarnos algunas de sus habilidades, al margen de su capacidad para generar modelos matemáticos que recreen la conectividad entre las poblaciones de Aristeus antennatus, la gamba rosada, la cual podrá demostrar a lo largo del desarrollo de su tesis. A bordo nos interesaba mucho más su habilidad culinaria, que ya mostró con las galettes. Esta vez nos ha obsequiado con un Far Breton, una especie de pudding o natilla espesa, con ciruelas pasas en su interior: un alimento que debería ser añadido a los menús de los viajes siderales y a las bolsas de supervivencia de las balsas salvavidas.

Lo que desconocíamos de ella es que practica el pole dance, esa modalidad gimnástica que consiste en hacer piruetas de todo tipo en torno a una barra vertical. Morane apareció en proa mientras yo observaba la vida que pasa junto al barco, se encaramó al mástil de proa y se quedó suspendida de una mano y de sus muslos, que aprisionaban el mástil como si lo fueran a estrangular. Mi primer impulso, como delegado de Prevención que soy, fue conminar a Morane a que depusiera inmediatamente su actitud ante el riesgo de sufrir daños de consideración, teniendo en cuenta de que todo lo que le rodeaba eran hierros. Pero pronto pude comprobar que la probabilidad de que Morane perdiera su asimiento era mucho menor que la de que yo tropezara con cualquiera de esos hierros, estando como estaba sentado sobre el tambucho del pañol de proa. Así que le dejé hacer, maravillado de la facilidad con la que desafiaba aparentemente a las leyes de la física.

La campaña de CONECTA llega a su fin. Sentado en el tambucho, solo de nuevo, me invade una extraña sensación. Junto con la obvia alegría por encontrarme con la familia -la que escogí; la de a bordo viene impuesta por el contrato- para disfrutar de unas vacaciones alejadas de las fechas usuales, no puedo evitar sentir como algo que no puedo catalogar sino de saudade anida en algún lugar entre la consciencia y el corazón. Después de cuarenta días, ¿hacia dónde y cómo voy a fijar los ojos ahora, acostumbrados como están a enfocar el horizonte y a la vez a las aguas más allá de la superficie? Tendré que ir acomodándolos al plano corto, a la carestía de la fascinación…

Es así. La mar se va metiendo en nosotros, o somos nosotros los que nos vamos disolviendo en ella, no lo sé. La cuestión es que cuanto más tiempo estás en este mundo líquido, cuanto más tiempo permites que te rodee y te meza, aunque sea violentamente, más cuesta despertar de la hipnótica atracción que produce. Si empiezas a soñar con la Vendée Globe, entonces ya no tienes remedio.

PRONÓSTICO PARA LAS PRÓXIMAS HORAS

Buscando inspiración

Buscando inspiración

Ensalada de Salmón y Champiñones Marinados con Teriyaki y Wasabi, Arroz a la Milanesa, Gazpacho, Fritura de Pescado, Marisco y Pimientos

Desde hace años, los pescadores de Palamós vienen constatando que casi el 50% de sus capturas de Aristeus antennatus son juveniles. Este porcentaje es muy superior al que capturan los pescadores de otros puertos, como los de Blanes, por ejemplo. Que la mitad de las capturas sean juveniles no significa solamente que la viabilidad de la pesquería se pone en peligro a medio plazo sino que, a corto plazo, los beneficios que consiguen en relación al tiempo de trabajo disminuyen considerablemente.

Dicha cuestión preocupa de tal manera a los pescadores de Palamós que por propia iniciativa han llegado al acuerdo de: hacer dos paradas biológicas -los de Blanes, por ejemplo, hacen sólo una-; aumentar el diámetro de la malla cuadrada de 40 a 50 mm… y pedir ayuda.

Y de esa necesidad de obtener información relevante para poder autogestionar los caladeros de Palamós, es de donde nace CONECTA (sí, CONECTA y no CONNECTA: alguien me pasó la información sobre el proyecto en catalán… incluido su nombre).

Pero como comúnmente pasa en Ciencia, de una suposición, de una pregunta, de una hipótesis, nace como las antenas de una dendrobranquiata multitud de ramificaciones.

Actualicemos la situación de CONECTA:

  1. Nuestro avance en latitud se ha acelerado espectacularmente desde que zarpamos de La Rápita. Ello se debe a tres factores:
    1. En las estaciones más cercanas a costa no se muestrea con la red Mocness, que es la que más tiempo consume por la lenta velocidad de su maniobra
    2. La línea interna del campo de estaciones hace de secante respecto a la curva que sigue la costa.
    3. Algunas estaciones quedan unidas por el recorrido barrido por la Mocness, de manera que de dos estaciones se acaba muestreando como una sola.

 

  1. Los científicos de CONECTA han podido constatar que durante la noche las larvas de gamba rosada se hallan en la capa más superficial de la columna de agua, de manera que son capturadas por el patín Newston. Sin embargo, hasta que no analicen en tierra las muestras de la res Mocness y de los “bongos”, que pescan en profundidad, no podrán saber en dónde pasan las horas de luz solar.
  2. Los oceanógrafos físicos han constatado que la corriente superficial que circula en sentido Norte-Sur cambia de sentido durante los meses de verano, coincidiendo con el debilitamiento de los vientos de componente norte, formándose un frente entre las aguas cálidas que provienen de zonas meridionales y las relativamente más frías de la zona septentrional. Este frente, que toca tierra en la costa de Palamós y que sigue la dirección sureste, se detecta en las imágenes por satélite y los datos aportados por las boyas argos, que miden perfiles de temperatura y salinidad, entre otros parámetros.
  3. Ante estos datos, los biólogos de CONECTA se preguntan si no estará relacionada la existencia de este frente con el porcentaje abultado de juveniles de antennatus en los caladeros de Palamós. El muro formado por el contraste en las dos masas de agua quizás haga que en esa zona se acumulen nutrientes que faciliten el porcentaje de juveniles que sobreviven de cada reclutamiento.
  4. Por lo tanto, el próximo objetivo es localizar el frente -mediante el continuo TS, que recoge en todo momento agua de la superficie y determina su temperatura y salinidad, y el ADCP, que utiliza el efecto Doppler para detectar la dirección e intensidad de la corriente-, y muestrear a lo largo de él, a fin de comprobar si la presencia de larvas es significativamente diferente que en otras zonas. La imagen de satélite diaria indica que el frente está últimamente entre Blanes y Palamós. Por lo tanto, es posible que mañana contactemos con él. Si es así, la cubierta va a ser un hervidero durante las próximas horas.