ARRIANDO EL PABELLÓN

adioscornide

Buscando fotografías para ilustrar la primera de una serie de entradas sobre la historia de la Oceanografía (¡con lo fácil que es, casi siempre, tirar de “gatillo” fotográfico para ilustrar las entradas durante las campañas a bordo del GdC!), me he topado con esta noticia sacada por “Diario Marítimo” en Julio de este año: “El Instituto Español de Oceanografía realiza un acto de homenaje al buque oceanográfico Cornide de Saavedra”.

Sinceramente, me he emocionado. Pasé junto al CdS la primavera de este año, cuando fuí a embarcar a Marín después de que el GdC pasara por los obligatorios trabajos de inspección y mantenimiento propios de un barco de la su edad. El CdS tenía buena pinta, al menos desde el muelle. Quienes trabajamos en barcos sabemos que su estado de salud no se puede conocer viendo el casco. Si el casco está en muy mal estado no hay que mirar más, pero un casco recién pintado puede ser el lavado de cara de un candray, una chatarra flotante. El CdS ha salido a subasta junto con otro barco del IEO, el “Odón de Buen”. El pliego de condiciones es de Mayo de este año, pero por más que busco no encuentro la resolución de la subasta. Desconozco el destino de ambos, pero me temo que el desgüace no es el menos probable.

No me decidí a acceder al barco: los tripulantes que conocía se jubilaron hace tiempo. Pero recordé las veces que lo había visitado para hablar con su delegado de tripulación, cuando ambos barcos andábamos en conflictos de negociación colectiva -sí, esa figura entrañable, desaparecida tras la reforma laboral-, cada uno frente a su organismo -IEO y CSIC-. Actualmente el GdC ostenta el título honorífico de buque decano de la oceanografía española. Pero hasta 2013 fue el CdS quien lo ostentó. Fue construido en 1972, siete años antes que el GdC y un año antes que el “Odón de Buen”. Su nombre le fue puesto en honor a José Andrés Cornide de Folgueira y Saavedra, geógrafo y naturalista gallego del s.XVIII, uno de los ilustrados más conocidos de Galicia.

La foto que ilustra la noticia es de José Ignacio Diaz -espero que no le moleste que se la haya cogido prestada-, un viejo conocido del GdC. El actualmente coordinador de la flota del IEO -organismo que, por cierto ostenta la secretaría de la COCSABO (Comisión de Coordinación y Seguimiento de la Actividad de los Buques Oceanográficos, del Ministerio de Economía y Competitividad)- fue, durante parte de los noventa, director de la UGBO, Unidad de Gestión de Buques Oceanográficos, la precursora de la actual UTM, que gestiona la operatividad del GdC, de los demás buques del CSIC y de la Base Juan Carlos I. Incluso estuvo como Jefe de Campaña en algunas campañas, cuando yo era un novato que babeaba mirando a la mar, a la actividad del laboratorio, al horizonte desde la magistral. Más de veinte años después, creo poder afirmar que ya no soy novato. Lo de babear… bueno, me temo que eso se ha cronificado.

Ojalá hubiéramos tenido la oportunidad de arriar el pabellón ante el B.O. “Cornide de Saavedra” y el B.O. “Odón de Buen”, en señal de respeto y saludo, un homenaje a los barcos, a sus tripulaciones y a las víctimas de la explosión que sufrió el CdS en 1989, mientras estaba en un muelle de reparaciones de Vigo.

Buena proa, compañeros, sea cual sea vuestro puerto de destino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s