RECIPROCIDAD JUSTIFICADA

Linda Daffne

Linda Daffne

Judía Tierna con Chistorra, Merluza Frita con Tomates Asados, Crema Fría de Legumbres, Carrileras Guisadas, con Cuscús.

Es corriente que los científicos, cuando se despiden antes de desembarcar tras una campaña oceanográfica, agradezcan a la tripulación las atenciones recibidas. Tendremos muchos defectos, no lo negamos, pero sabemos cuál es nuestro trabajo y qué importante es para que los científicos y técnicos que se embarcan puedan realizar adecuadamente su trabajo.

Uno de los defectos de los que posiblemente hagamos gala -por inconsciencia- es el hecho de que no nos acostumbremos a agradecer a los científicos el contar con el GdC a la hora de diseñar las campañas de sus proyectos. Es una cosa que deberíamos hacer siempre, pero hay ocasiones en los que no hacerlo deja de ser un defecto y se convierte en un pecado. Hay veces que servir de plataforma para la investigación científica se convierte en un privilegio, y un honor.

ARGON ha organizado a bordo del GdC un protocolo de actividad científica que muy pocos barcos habrán tenido la suerte de acoger. La primera vez que se hizo fue en el Hespérides, durante su viaje alrededor del mundo con el proyecto Malaspina. Se trata de hacer un estudio total de la producción primaria, el balance neto de oxígeno y la fijación del carbono. Para esa clase de estudios, algunos biogeoquímicos utilizan el método de las botellas Winkler -botellas opacas en las que el plancton sólo respira; botellas transparentes, donde el plancton respira y realiza la fotosíntesis-; otros utilizan el método del carbono catorce y el carbono trece, utilizando esos isótopos -añadidos artificialmente- para marcar las moléculas orgánicas creadas por la fotosíntesis; otros utilizan el conteo de moléculas de agua -marcadas con oxígeno 18- utilizadas por el proceso fotosintético, un método complejo y caro para conocer la producción primaria bruta. A bordo del Hespérides, Malaspina optimizó el método, simplificándolo y abaratándolo.

En un intento de minimizar el margen de error en las mediciones, ARGON utiliza -lo ha hecho a bordo- todos esos métodos a la vez. Es lo que he estado explicando en estas crónicas durante los días anteriores, después de asaetear a preguntas a Paloma, Arsenio, Daffne, Rubén y Yuri. Pero lo explicaba aisladamente. Antonio Delgado, el IP del proyecto junto con Carlos Duarte y Susana Agustí -¡qué recuerdos de Thresholds, una epopeya en el GdC!-, me ha facilitado una visión global. Cada una de esas personas realizaba un tipo de análisis. Juntándolos todos, ARGON consigue una aproximación a los valores reales de producción primaria como nunca antes se había conseguido.

Paralelamente, ARGON utiliza la medición del argón -cuya molécula, de comportamiento inerte, es de tamaño tan similar a la del oxígeno que es realmente difícil separarlas- para conocer qué porcentaje de oxígeno atmosférico hay disuelto en una muestra de agua marina. Conociendo el valor total de oxígeno disuelto y el valor del oxígeno atmosférico, podemos saber cuánto oxígeno ha sido liberado durante la fotosíntesis en esa muestra.

Conocer la importancia de la producción primaria, su capacidad de hacer que el océano se comporte como un sumidero de carbono -extrayéndolo de la atmósfera-, es vital. No hay que olvidar que dos terceras partes del oxígeno de la Tierra provienen de la actividad fotosintética en el océano. Pero no es sólo eso: el océano es capaz de absorber el 30% de la contaminación atmosférica. Sí, a nivel global el océano es un sumidero de carbono y otros elementos… pero ¿se comporta así en todos los lugares geográficos, y en todo momento?

No, y hay un factor que es determinante a la hora de esperar que el océano cumpla con el encargo que ha asumido -y que le hemos encomendado, de alguna manera-, el de limpiar la atmósfera: la temperatura. A medida que aumenta la temperatura del océano, éste es menos capaz de retener los gases disueltos en él. Si las circunstancias son las adecuadas, el océano puede dejar de ser sumidero de carbono y otros elementos y convertirse en manadero. Antonio me lleva al laboratorio y me muestra las mediciones que el Picarro, artilugio que mide las concentraciones de CO2, metano (CH4) y otros compuestos: en ese momento, el agua de mar tenía 480 partes por millón de CO2, mientras que la atmósfera estaba por los 380 ppm. Cuando la concentración de un gas en el océano es mayor que en la atmósfera, y la temperatura de aquel aumenta, los gases disueltos en el agua son liberados a la atmósfera. Entonces, en esa zona, el océano deja de ser un sumidero para ese gas -el CO2 y el CH4, por ejemplo- y se convierte eventualmente en un manadero de gases de efecto invernadero. El Mediterráneo puede llegar a emitir una cantidad de gases de efecto invernadero mucha más importante que los gases emitidos por el tráfico rodado de los países ribereños. Un equilibrio inestable que puede convertirse en ciertos momentos en una bola de nieve corriendo ladera abajo. Sin embargo, en cómputo global, el océano sigue siendo el mayor sumidero de gases de efecto invernadero del planeta.

Todo esto ha sido estudiado durante tres semanas por el proyecto ARGON, a bordo del GdC, convirtiéndolo en un privilegiado, a él y a su tripulación, por más que el trabajo diario de gobernar, mantener, reparar y cocinar nos impida ser conscientes. Pero si uno pregunta, descubre la maravilla de la Ciencia.

Por ello quiero agradecer a ARGON y sus científicos, a Antonio, a Paloma, a Arsenio, a Daffne, a Rubén, a Yuri y a Toni -el técnico de la UTM, hermano de sangre de la tripulación, como todos los de esa unidad- la paciencia que han tenido conmigo, que aparecía seguramente en el peor momento con la cámara, la libretita, los sentidos y la actitud inquisitiva. Y ya, de paso, por su disciplina prusiana a la hora de aparecer en el comedor y su buena disposición ante el trabajo de la Fonda, que es la mejor de las recompensas.

Intercambio de agradecimientos, pues.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s