Playing sax for the blue whale

Tosta con Mantequilla de Ajo y Jamón, Gambas en Gabardina, Spaguettoni con Butifarra, Sopa de Cocido, Ternasco Asado con Patatas a lo Pobre.

Se fue haciendo más y más pequeño, hasta que al fin la calima del atardecer lo hizo desaparecer. Allá quedó, con sus dos tangones saliendo por las aletas y el streamer marcando su paso como una estela sumergida. Es de suponer que al desaparecer su escolta el SdG lo recogió todo antes de iniciar otra fase de la campaña. Seguramente quedó subsuelo marino por inspeccionar. Una lástima que el GdC tuviera que abandonar la zona de trabajo y poner rumbo a Barcelona, donde debería llegar el día 19. Ya veremos.

Las primeras horas de navegación fueron tan buenas que al llegar a la altura de la isla de Alicudi, del archipiélago de las Eolias, nos habíamos adelantamos siete horas al horario previsto. Ahí acabó nuestra buena suerte. La mar, que poco a poco se había ido engrescando, nos dio tres avisos en forma de tres grandes olas –las tres Marías- que invadieron la proa y recorrieron toda la cubierta como pequeños tsunamis atrapados en un mar cerrado. Después de la tercera, que sonó a último aviso, decidimos virar en redondo y buscar refugio al socaire de una de las islas. Alicudi, redonda como Gran Canaria, pero de sólo 3 km de diámetro, no daba mucho asilo, así que tuvimos que retrasar nuestra posición hasta su hermana, Filicudi, más o menos del mismo tamaño, pero que tiene una pequeña península tras la cual hallamos aguas tranquilas donde quedarnos al pairo, mientras una tormenta eléctrica nos enseñaba al contraluz la silueta escarpada de isla.

Aproveché la calma que nos daba el resguardo de la isla para repasar las fotos que había hecho durante la campaña. Me fijé en las que hice durante la escueta visita de los delfines listados, lamentando que la falta de luz del momento me obligara a forzar al máximo las capacidades de la máquina. Me pregunté qué cámaras y qué prismáticos llevan los integrantes del grupo MMO –Mammal Observers- que van a bordo del SdG durante esta campaña, como en todas las que se utiliza la sísmica, que les permitió ver la variedad de cetáceos que relata Carmen Morant, observadora de Cetáceos contratada a través de la empresa SUBMON para dar servicio de MMO en esta campaña de CHIANTI. Cuenta Carmen que durante las fases iniciales de la campaña tuvieron avistamientos de cachalotes (Physeter macrocephalus), con su característico chorro ladeado; nuestros viejos conocidos delfines listados (Stenella coeruleoalba); delfines de Risso (Grampus griseus), que presentan en sus oscuros lomos los arañazos producidos en sus luchas rituales; delfines mulares (Tursiops truncatus), que pueden llegar a ser tan grandes como los de Risso; e incluso avistaron un zífido, de lejos la familia más difícil de identificar de todas las que pueblan estas aguas. Sin embargo, durante la fase de trabajo con los cañones de aire, no hubo avistamientos. Quizás ese dato refuerce la idea de que los cetáceos tienden a huir de las ondas sísmicas producidas por los cañones. No es de extrañar. Todos los cetáceos utilizan el sonido como fuente principal de emisión y recepción de información, aprovechándose de que las ondas sonoras viajan cinco veces más rápido en el agua que en el aire, y llegan mucho más lejos. Además, viven en un ambiente en el que la luz desaparece en los primeros cientos de metros de profundidad. Los odontocetos –delfines, cachalotes, zífidos, calderones, orcas y marsopas- utilizan un sistema de cliks emitidos a alta frecuencia por los labios fónicos que tienen en el espiráculo, y que utilizan como ecolocación, igual que hacen los murciélagos. Los misticetos utilizan códigos sonoros emitidos a baja frecuencia, muy parecida a la que emiten los cañones de aire de la sísmica, por lo que se ven muy perjudicados cuando están cerca de ellos. Para este proyecto, teniendo en cuenta las especificidades técnicas de la sísmica a utilizar y la densidad de población de las especies presentes en la zona de trabajo, se estipuló que la distancia de seguridad para delfínidos debía ser de 1000 metros, y de 3000 metros para los grandes buceadores, como cachalotes y zífidos. Si es necesario, los MMO recomiendan la paralización de las operaciones hasta que se restablece la distancia de seguridad.

Durante la noche, cuando no es posible los avistamientos, se recurre al PAM (Passive Acoustic Monitoring), escuchas pasivas con hidrófonos multicanal arrastrados cientos de metros detrás del barco, que permiten identificar qué especie de cetáceo está en las proximidades. La supervisión de los MMO no se restringe a trabajos en sísmica. También es necesaria en la instalación de turbinas eólicas marinas, uso de explosivos, sonares tácticos y otras operaciones militares.

Iba leyendo el informe que tan amablemente me proporcionó Carmen Morant y me iba enamorando de esa profesión. Tengo que recordar que, si estoy equivocado y realmente hay otra vida tras esta, haga todo lo posible por convertirme en MMO… Sí, ya sé que en alguna ocasión he dicho que, de haber otra vida, querría ser saxofonista de jazz –al paso que voy con el instrumento, suerte tendré si puedo llegar a tocar un pasodoble en el festival del Hogar del Jubilado-… Pero… ¿no podría ser ambas cosas? Con los 440hz a los que puede vibrar un saxo alto, ¿me podría comunicar con una ballena azul?…

¡Guaaauuu!

Anuncios

7 comentarios sobre “Playing sax for the blue whale

  1. I’m beginning to love this blog! I can honestly imagine a film being made out of it! Hahahahaha.
    I decided to share your blog on Facebook in the hope that a huge film producer will offer you lots of money for the movie rights. Keep writing Felix !

  2. Van Rap:

    Vaya, vaya,….seguidores internacionales 🙂

    Por cierto, si hacéis la película os invito a grabar un par de días en Cabo Leeuwin ( la pandilla Noé estará encantada con el ajetreo)

    Bye, bye

    🙂

    1. Gracias, Anne, por el ofrecimiento. Hablaré con el equipo de localizaciones y el de casting, para que incluyan a Cabo Leeuwin y sus habitantes en sus elecciones, sí o sí…

      Ahora, te prevengo: Estoy seguro que el “huge film producer” lo dejará todo para enfocar su atención en tu isla, en cuanto se dé cuenta de la atmósfera de magia que la envuelve.

      Salud, suerte y alfombra roja, Anne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s