EN LA AZUL

Coliflor y Brócoli con Ajada, Fanecas y Boquerones Fritos, Pà amb Tomaquet, Jamón y Queso, Berenjena Rellena.

A través del portillo de la cocina, ventana que me conecta con el mundo exterior y me hace recordar que no estoy en un submarino, la costa rocosa de Cabrera, de una virginidad inmaculada, parece rozar el costado del barco. Realmente el GdC está cerca de la orilla, más cerca de lo que nunca lo haya estado salvo cuando se aproxima a un muelle. Si no fuera por la cacofonía de ruidos que resuenan a bordo, el de la máquina principal y el de la auxiliar, el de la maquinilla, del chigre, de la hélice de proa, del extractor de la cocina, podría oír perfectamente cómo la mar lame las rocas de la orilla, semejante al ruido del remo rompiendo la superficie del mar durante la boga… shiiisss…shiiisss…

El barco acerca la popa hasta el límite de seguridad, buscando aguas con poco fondo en las que se pueda perforar con el MiniDrill primero y con el VibroCore después, intentando extraer la historia de esta isla y de las poblaciones de Posidonia oceanica que hayan habitado estas aguas durante generaciones y generaciones.

Posidonia oceánica es una planta farenógama, o sea, que se reproduce sexualmente mediante flores que dan frutos, aunque generalmente lo hacen asexualmente mediante estolones que nacen del tallo, dejando la reproducción sexual –que acarrea un gran coste energético- para cuando las circunstancias así lo aconsejan, como por ejemplo cuando las condiciones ambientales son adversas y conviene que la variabilidad genética que introduce la reproducción sexual aumente las posibilidades de adaptación de la planta.

Los proyectos SUMILEN y PALEOPARK, a los cuales pertenece esta campaña, pretenden estudiar los avances en las técnicas de muestreo,
caracterización biogeoquímica, y cuantificación de los depósitos milenarios de fanerógamas marinas, y realizar un registro sedimentario en fanerógamas marinas como herramienta de evaluación, diagnosis y prognosis en los Parques Nacionales Insulares Españoles, respectivamente.

Para dichos proyectos, poder contar con una plataforma como el GdC debe ser, creo yo, de importancia vital. Aunque en los fondos más someros son buceadores los que realizan el muestreo manualmente, la posibilidad de poder trabajar con el MiniDrill y con el VibroCore supone el acceso a registros milenarios de la presencia –o no- de Posidonia, siguiendo los avatares climáticos a lo largo de todo ese tiempo.

Para el GdC, el hecho de haber sido reclutado por SUMILEN/PALEOPARK para trabajar en estas aguas supone un privilegio que pocas veces se da. La estricta normativa del parque ha dado permiso para poder realizar estos muestreos, siguiendo siempre las instrucciones de su dirección en cuanto a residuos, acceso a tierra, restricciones al fondeo, etc. Todo ello no ha impedido, sin embargo, que los tripulantes que hayan disfrutado de momentos de baño y de apnea, e incluso hayan podido visitar los restos históricos del Castillo de Cabrera, construido en el s. XIV para evitar que las calas de la isla fueran utilizadas como refugio por los piratas berberiscos que asolaban las costas mallorquinas.

La apnea que ayer tarde pude hacer en la Cova Blava fue inolvidable. Ya me había bañado en ella dos días antes, pero ayer iba con todo el equipo de apnea, GoPro y linterna incluidos. Ya era tarde, los últimos rayos de sol entraban en la cueva dando a sus aguas el tono azul turquesa intenso que le da nombre. Me fui adentrando en la cueva y descubrí una raya que paseaba por el fondo, cerca de la pared. La grabé con la cámara y, mientras controlaba mi posición respecto a la pared, descubrí otra… y otra… y otra más. Seguí a una de ellas, que se adentró en la zona de la cueva aún iluminada, y me encontré con una decena más. Hasta quince rayas conté a mí alrededor, aparentemente indiferentes a mi presencia, con una dignidad de reinas del azul. Vicente, el Jefe de Máquinas, se añadió al momento irrepetible y buceó también entre ellas.

Girabas la cabeza para ver si había alguna detrás de ti y entonces el azul hipnótico de Cova Blava te dejaba embelesado, hasta que la falta de aire te hacía renunciar a seguir ahí, en el azul, entre sus reinas.

Anuncios

2 comentarios sobre “EN LA AZUL

  1. Ha sido un verdadero privilegio formar parte de esta aventura….sencillamente inolvidable…enormes momentos, gran trabajo y gente unida para un mismo objetivo.

    Gracias Félix y hasta pronto!!!!!

    Seguiré asiduamente tu maravilloso blog….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s