En el sentido correcto

Garbanzos Estofados, Gallo Frito con Ensalada de Tomate, Queso Feta y Pesto, Crema de Calabacín, Pavo a la Chilindrón.

Hace veinticuatro horas que salimos de Marín y acabamos de dejar atrás las islas Berlingas, al norte del estuario del Tajo y de Lisboa, tan querida. Antes nos habíamos despedido de la isla de Tombo, plantada en plena ría de Pontevedra como si fuera el chambelán que da la bienvenida al visitante, y después de la de Ons, que defiende a la ría de los temporales de componente norte, y poco más tarde de las Cíes, que hacen lo propio frente a la ría de Vigo. Ahora nos despedimos de las Berlingas, el hogar de un universo de aves marinas que viven protegidas por los hombres del acoso de los hombres. Nos despedimos sin saber cuándo volveremos: quizás lo hagamos el año que viene; quizás no lo hagamos nunca.

El GdC vive, y los tripulantes con él, en un mundo de ensoñación en el que nunca podemos alardear de conocer el futuro porque éste se nos escapa de las manos, juguetea entre los dedos, se desvanece para tomar una forma completamente distinta instantes después. Cuando desembarcamos en Marzo estábamos
convencidos de que en Mayo nos haríamos a la mar para llevar el barco a su base operativa de Barcelona; cuando llegamos a Marín ya sabíamos que eso no iba a ser así, sino que debíamos deshacer lo andado y volver a las Canarias. Tras contemplar las cicatrices que las prospecciones de REPSOL habían perpetrado en el fondo marino al este de Lanzarote y Fuerteventura –la cuadrícula “Sandía”-, navegaríamos, esta vez sí, hasta Barcelona, donde nos esperaba una campaña a realizar en las aguas más próximas a la isla de Cabrera. Y después de ella, a esperar.

Pero el futuro ha vuelto a caracolear entre nosotros, y ha cambiado esa espera por una sorpresa. El GdC deberá navegar hasta Creta para realizar funciones de “Chase boat” –barco de retaguardia- para el B.O.”Sarmiento de Gamboa”, del CSIC, mientras este realiza labores de sondeo de sísmica con un streamer de cuatro kilómetros de largo que arrastrará por la popa. La misión del GdC será vigilar que ningún barco pase por encima del streamer. Esto será entre el 9 de Julio y el 19 de Agosto, por lo que ha sido necesario replantear la configuración de las vacaciones de verano pactadas con anterioridad. Una semana más de lo previsto se ha tardado en tener al GdC listo para zarpar. Hemos salido dos días a hacer pruebas por la ría de Pontevedra, y cinco minutos antes de largar amarras aún estaba recogiendo sus trastos el equipo de limpieza que deja el barco en condiciones para recibir los científicos de la primera campaña tras las vacaciones.

Hace ya diez días que salimos de casa, que nos despedimos de nuestras familias y amigos, que ya conocen nuestro biorritmo. Si se ha de dejar a la familia, que sea por navegar; si se ha de despedir a los amigos, que sea por navegar. Mientras navegamos, el mundo gira en el sentido correcto.

Anuncios

Un comentario sobre “En el sentido correcto

  1. :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    Mientras navegamos, el mundo gira en el sentido correcto.

    :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    Me gusta tu frase, aunque en mi caso podría decirse que en esos casos, el mundo gira en todos los sentidos a la vez ( mareo, mareo, ma..re..o, mmaar e e o)

    Está claro, o eres un naufrago en una isla o eres un navegante en un barco.

    Saludos y ánimo,

    Anne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s