¡UN PAÑOL NO ES UN TRASTERO!

Regurgitación del pañol de proa

Regurgitación del pañol de proa. Foto: Benito,  del GdC

Visto así, cualquiera diría que un pañol es un trastero, ese lugar que todos necesitamos, del tamaño de una caja de zapatos o de un loft de lujo en Manhattan, para arrinconar todo aquello que de pronto nos molesta, ocupando un espacio a nuestro alrededor que  nos es ansiosamente necesario. Con los recuerdos, las emociones y los sentimientos pasa lo mismo, que a veces molestan, abochornan, estenosan, y entonces los arrojamos por encima del hombro al subsonsciente, como si desde allí no fueran a perturbarnos, que lo hacen y más si cabe… aunque no seamos, claro, conscientes.
Un pañol no es, en absoluto, un trastero. ¡Ay del contramaestre que caiga en la tentación de verlo como tal! Un pañol es “cada uno de los compartimientos que se hacen en diversos lugares del buque para guardar víveres, municiones, pertrechos, herramientas, etc” (DRAE dixit). ¡Nada de amontonar desordenadamente, una cosa encima de la otra, dejándolo todo al retortero!
Siempre me sorprende lo poco que tarda el contramaestre en encontrar esa piececilla que me va de fábula para acoplar la cámara Gopro a la pértiga, o cualquier otra cosa que le piden, a menudo con crítica urgencia, los técnicos y científicos embarcados en el GdC, y el orden que observo en la estiba de los botes de pintura, la cabullería y los pertrechos de todo tipo, tanto en el pañol de proa como en el de popa, cuando –con su permiso- bajo a dichos compartimentos.
Pero todo ese orden desaparece cuando hay que vaciar el pañol para realizar el mantenimiento del espacio, picando, miniando y pintando los mamparos y demás estructuras metálicas. ¿Volverán las cosas a su orden establecido, o será ese, el reintegrarlo, uno de los primeros trabajos del contramaestre cuando volvamos a embarcar?
Veremos… y oiremos sus improperios.
Anuncios

3 comentarios sobre “¡UN PAÑOL NO ES UN TRASTERO!

    1. Para ti la boya y la cesta de gambuza -que, ciertamente, también podría servir como escurreplatos-, pero la caja roja no te la puedo dar: ¡es el tambucho de entrada al pañol! ¡Si te lo doy, te tengo que dar el barco!…

      Aunque, bien mirado, tampoco es mala idea. .. ¿Anne Bonny, capitana del GdC? ¡con patente de corso!

      ¡Salud y a tus órdenes, capitana!

      1. Van Rap:

        ¿El tambucho de entrada al pañol ? Y yo que pensaba que era un simple caja roja, cuadradita y perfecta para guardar objetos en mi cabaña de Cabo Leeuwin….

        ( Nota del autor: ese nombre me suena a chino….mira, me suena así: 更衣室更衣室入口 )

        En cuanto al título propuesto, me parece correcto jijij aunque pasar de ser un náufrago a Capitán de un barco es todo un salto 🙂

        Tan pronto como el GdC salga de Marín, ponedle rumbo a Cabo Leeuwin ¡¡¡

        Anne de GdC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s