Esperar también es esto

Obeliscos en la marCrema de Legumbres con Costrones; Papillot de Salmón y Espárragos Trigueros Salteados; Ensalada de Mozzarella di Búfala, Frutos Secos y Aceite Especiado; Pollo Guisado en Fritada
Atracados en el pantalán de Cory, en el puerto de Las Palmas, las cubiertas y portillos del GdC ofrecen visiones dignas de ser descritas.
Mirando hacia el sur las torres de los cuatro barcos de prospección petrolífera que se mantienen fondeados en las proximidades del puerto parecen obeliscos metálicos construidos por una cultura megalómana. Las petroleras se baten en retirada del campo de batalla de Lanzarote y Fuerteventura. No les ha vencido la presión popular, sino las condiciones geológicas y las peculiaridades del mercado del crudo. Con el precio del petróleo cayendo más y más no es rentable explotar el yacimiento detectado en aguas orientales de Lanzarote y Fuerteventura. Cuando el precio del crudo suba quizás valga la pena extraer el petróleo canario. Mientras esperan cambios en las mareas macroeconómicas, las petroleras se trasladan a terrenos en donde sí vale la pena operar, sobre todo si no están obligadas a realizar estudios sismológicos sobre el impacto de sus actividades. Y cuando necesitan reabastecerse o efectuar reparaciones vienen a Las Palmas, recordando a sus habitantes que nunca se irán definitivamente, que antes o después volverán e hincarán sus perforadoras, para lo bueno y para lo malo, repartiendo riqueza o pobreza, salud o enfermedad.
Si se mira hacia el Este, sobre todo si se hace a través de los portillos de la cocina o del comedor, el sobresalto puede ser mayúsculo. Varias veces al día atraca y zarpa un fast ferry que une la isla de Gran Canaria con Lanzarote. Es un gran catamarán que en su maniobra de aproximación al atraque pasa a nuestro lado dando atrás, casi a la misma velocidad con la que nosotros navegamos avante toda. Atraca de popa, abre sus compuertas y una hilera de coches es regurgitada en el muelle mientras otra fila semejante circula en sentido contrario, tragada por las fauces del barco. Un cuarto después de haber atracado zarpa y pasa de nuevo junto a nosotros, con la misma temeraria velocidad con la que entró. Cuando ya la popa se aleja de nosotros, más de uno, yo el primero, suspiramos tranquilizados hasta la próxima maniobra.
Nuestra visión hacia el norte y el oeste la ocupa un cementerio. Cada vez que salimos del barco y nos encaminamos hacia la salida del puerto debemos recorrer los cien metros del pantalán de Cory en los que más de media docena de barcos yacen exánimes, corroídos por el óxido y la pobredumbre. Sin embargo, alguien vive en esos barcos. Garrafas de agua rellenadas con la lluvia o bajo fuentes públicas; ropa tendida, milagrosamente blanca entre el orín de grúas desvencijadas y tambuchos desencajados; tablones deformados por la humedad convertidos en pasarelas por las que sólo los habitantes fantasmas de esos cascos que flotan con tozudez se atreven a circular… Esas son las señales que les delatan. Ignoro si vigilan a los barcos, salvándolos de la condición de abandonados, o si son los barcos los que prestan un postrer servicio vigilando la supervivencia de los que fueron sus marineros. Un cementerio de barcos pesqueros de procedencia esquiva y de personas invisibles y silenciosas, que produce una sensación en la boca del estómago, mientras recorres el pantalán, parecida a la que sientes cuando sabes que nunca más podrás volver a besar a la persona de la que te acabas de despedir.

Anuncios

5 comentarios sobre “Esperar también es esto

  1. Hola Felix, es muy antipático tener la cabecera fija, deja muy poco espacio para leer. Te recomiendo que la cambies.

    Un abrazo fuerte a todos.

    Nos vemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s