¡Qué caramba!

Los flamencos vuelven a casa

Los flamencos vuelven a casa

 

¡Qué caramba!”

 

Ensalada de Arroz

 

Rosada a la Plancha con Espárragos y Salsa de Verduras Picante

 

Sopa de Pescado

 

Berenjena Rellena, con Tomates Salteados

 

Con cierto retraso –ciento cuatro días de nada- ha comenzado la campaña del proyecto GEOMARGEN, encaminada a constatar la presencia de signos que hagan sospechar escapes de fluidos gaseosos en el subsuelo del área comprendida entre el sur de Cerdeña y las costas de Túnez. El proyecto es liderado por el Dr. César Rodríguez Ranero, del Centro Mediterráneo de Estudios Marinos y Ambientales (CMIMA).

 

Ciento cuatro días de retraso ha llevado conseguir el preceptivo permiso de las autoridades tunecinas para poder trabajar en sus aguas. ¿Se pidió dicho permiso demasiado tarde? ¿Es lo que se tarda normalmente en conseguir dicha documentación? ¿Es semejante retraso fruto de la conjunción de los dos supuestos anteriores? Creo que nadie a bordo tiene la respuesta. Lo cierto es que el barco estaba listo para operar en la fecha prevista, a finales de Enero, y que si bien durante este tiempo se ha podido cumplir con el compromiso contraído con otro proyecto –la última campaña del proyecto DOSMARES-, no es menos cierto que ese lapso de inactividad ha puesto en jaque a la tripulación, con una incertidumbre que ha ido creciendo a medida que llegaban al barco noticias contradictorias.

 

Pero lo único que acaba importando es la realidad, y ella dictó que era la hora, no de trabajar –porque a bordo se trabaja todos los días, sábados, domingos y festivos incluidos- sino de aprender. Aprender técnicas desconocidas para el GdC, como la sonda paramétrica; aprender cómo la emanación de gas a través del subsuelo hasta la superficie del fondo marino crea en ésta unos socabones que pueden llegar a tener 300m. de diámetro y 30m. de profundidad.

 

También fue la hora de disfrutar de Cagliari, de sus callejas que ascienden arrastrando con ellas a las trattorie que las jalonan; de un paseo hasta el Parque Regional Molentargius Saline, cuyas salinas y lagunas son pobladas por miriadas de aves marinas y acuáticas, sobre todo flamencos, gaviotas picofinas, charranes, cigüeñuelas, avocetas y diferentes palmípedas.

 

Susana, llegando por avión desde Barcelona para embarcarse en la campaña, recuerda la impresión que le produjo ver todas esas montañas salvajes, aparentemente deshabitadas, mientras el avión iniciaba la maniobra de aterrizaje. Mientras, el GdC se aproximaba con mucha más parsimonia al puerto de Cagliari., y la vista de las montañas y los acantilados donde mueren, que me recordaban a la costa occidental de Mallorca, mi opinión coincide con la suya.

 

Por delante, cuarenta y tantos días recorriendo un cuadrilátero como si fuéramos un boxeador con complejo de inferioridad. Seamos sinceros: no será ésta la campaña que más información y anécdotas científicas pueda aportar a este diario, pero ¡qué caramba!, siempre nos quedarán las aves, los cetáceos y toda la vida diversa que se agazapa detrás de cada ola, sin olvidar las nubes y los vientos que las arrastran y las empujan y, sobre todo, no saber qué pasará mañana…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s