DEFCON3 y pico

El horizonte actual desde el GdC

El horizonte actual desde el GdC

Menú

Vinagreta de Legumbres

Cabezada de Lomo a la Plancha, con Patatitas y all i oli

Ensalada verde

Rosada al Gusto

Como me gustan tanto los relatos de ciencia ficción habré leído docenas de historias que tratan sobre la existencia de universos paralelos. En ellas el protagonista viaja en el tiempo, atravesando los límites de una realidad y entrando en otra como Pedro por su casa. Vive mil aventuras enfrentándose a paradojas tales como la de no poder impedir que su madre se enamore de él y deje de fijarse en el que debería ser su padre en la realidad de la que procede, y cosas por el estilo.

A mí me ayuda semejante afecto a la fantasía; a otro tripulante será la meditación o la afición al tabaco de liar. Lo cierto es que la experiencia acumulada por la tripulación en tantos años, en tantas campañas es un antídoto ante la perplejidad que podría producirnos la situación en la que se encuentra el GdC.

De verdad que no exagero. Hoy es día 3 de Mayo, segunda fecha prevista para comenzar la campaña GEOMARGEN, después de no haber podido iniciarla en la primera fecha prevista,  el 29 de Enero. GEOMARGEN debería llevarnos a navegar por las aguas comprendidas entre el extremo meridional de la isla de Cerdeña y la punta septentrional de Túnez, realizando prospecciones con instrumentación sismológica. Pero hoy es 3 de Mayo, insisto, y el barco sigue sólidamente amarrado en nuestro atraque habitual del muelle España, puerto de Barcelona, detrás del Acuario de Maremágnum.

Como si fuera a una margarita de hojas plomizas, el devenir de las cosas –la recepción de los preceptivos permisos para trabajar en aguas tunecinas, me refiero- ha ido deshojando las posibilidades de salir a navegar con rumbo ESE, al menos hasta ahora, haciendo que cada nuevo pétalo arrancado –ahora sí se hace la campaña, ahora no- produjera una reverberación que ha acabado provocando una jaqueca a más de uno, y una generosa dosis de hastío a la mayoría.

Pero el universo del GdC, que es particular, es capaz de deformarse hacia un lado tanto como hacia el opuesto: hace una semana estábamos en DEFCON5, o sea, desmovilizados; ahora mismo estamos en DEFCON3 y pico, lo que significa que nos vamos preparando sin prisas pero sin pausas  por si tocan a arrebato, pero que seguimos medicándonos con ansiolíticos para soportar mejor la espera. Porque me temo que aún nos queda que pasar hasta que lleguemos a DEFCON1, que es cuando arrancamos el motor principal y el oficial de guardia pregunta si estamos todos a bordo antes de mandar embarcar la pasarela. Bueno, para ser exactos, ahora debemos estar en DEFCON3 pelado, si tenemos en cuenta que el lunes saldremos a comprobar el buen funcionamiento de la sonda multihaz, que es lo más cercano a llevar un submarino cerca del fondo, guiando al GdC, pero sin llevarlo: pura Acústica avanzada, indispensable en los trabajos de Sísmica.

Personalmente, espero que dicho vía crucis pase pronto y pueda volver a las cosas que realmente me gustan, que es mirar hacia el horizonte y ensimismarme con un punto móvil mientras intento averiguar por su forma de aleteo si es una gaviota o un págalo, y después explicarlo en el comedor, y luego en estas páginas. Porque si bien es verdad que está muy bien eso del dolce fare niente no lo es menos que a la larga todo empacha, y que el estado natural del marino es hallarse en la mar, pensando en cuándo podrá volver a casa, y no al revés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s